Griselda viene a Granada a intentar explicar, a través de una tesis documental, una historia que ocurrió hace ya cuatro siglos, en Marzo de 1588 en la Granada reconquistada. Al demoler la célebre Torre Turpiana de la mezquita mayor, para construir la tercera nave de la catedral, apareció una caja de plomo y en su interior varias reliquias y un pergamino, escrito en su mayor parte en árabe que contenía una inscripción en un latín perfectamente legible, según la cual, San Cecílio había entregado aquellas reliquias a un discípulo suyo para que las escondiese y preservarlas así de la profanación musulmana. En 1595,dos exploradores, en la colina de Valparaíso, que muy pronto iba a llamarse Sacro-monte, hallaron una tira de plomo enrollada, junto a ésta, huesos humanos y una plancha en la cual se declaraba que el árabe San Tesifon, discípulo de Santiago, había padecido allí martirio. Sucesivamente fueron apareciendo en cuevas similares hasta un total de 19, que fueron llevados a Roma y de allí no volvieron más. Todo esto da lugar a la creación de la Abadía del Sacromonte. Siglos después la Iglesia declara falsos los libros pero auténticas las reliquias del Santo. Pero ¿quiénes perpetraron el mayor engaño de la historia morisca al catolicismo?

Ver Online

COMPARTIR

CONTACTAR